La vibración de los tapices persas

Tapices en Liberty by Voza

Recibí mi primer pasaporte a los 20 años, y ni siquiera fue mi idea. Viajar nunca fue parte de mis sueños, quizás porque uno solo puede soñar lo que conoce. Los ideales de mi familia se hacían de la idea de permanencia, de seguridad, y un viaje desde luego exige la ruptura de limites y fronteras que nos contienen. Viajar es, desde este lugar perderse, difuminarse, olvidarse.

Con tan poca noción geográfica, y con mi pobre voluntad de cubrir el mundo con mis percepciones, Rumania apenas existía como la tierra de Nadia Comanecci, pero cuando menos tenia nombre. No fue hasta que encontré a quien hoy es mi marido, que este país comenzó a ocupar su lugar en mi globo terraqueo.

Mi primer sello rumano llego hace unos siete años, el segundo cinco años atrás. Fue durante el ultimo viaje cuando visitando a Nasu Coca, tio y padrino de Mihai, cuando experimenté algo unico cuya referencia solo existía en películas. Esos tapices persas superpuestos aparentemente arbitrariamente cubriendo el piso. Escribiendo ahora, siento el impacto que aquella exposición produjo en mi, para quien un tapiz significaba solo un receptáculo para el polvo. Cuando uno vive en un país donde la temperatura promedio durante el año es 25°C, no estamos obligados  a saber de los artefactos necesarios para subir las temperaturas. Para comprender de donde vengo, quizás valga la pena mencionar que solo después de una década comienzo a aprender a traducir las temperaturas en el espesor de la ropa que debo llevar.

Una cosa es ver un tapiz sosteniendo el recibo en la sala, centrado y simétrico; otra muy distinta verlos superpuestos en una película mongola o una imagen en la cual solo lo percibimos como parte de una cultura, y otra muy diferente es experimentarlos, sentirse envueltos por la textura aterciopelada y sus colores intensos. De pronto me doy cuenta de que este patchwork forrando el piso y las paredes crea una intimidad muy distinta, y sobre todo la impresión de estar envueltos en la misma sabana con los demás. También el sonido de andar sobre ellos es especial, ese sonido del peso acumulado de los múltiples tapices, y quien sabe si el peso de muchos secretos escondidos, haciendo eco del nuestro. Sin contar con el silencio, o la ausencia de resonancia, que envolvía nuestra conversación, quizás protegida por el espesor de las piezas esparramadas y en desorden. Es extraño tratar de recordar otra cosa del lugar, solo los tapices permanecen. De alguna manera ellos envolvieron con sus formas y colores el resto de casa, incluso las ropas y los rostros de quienes compartíamos la velada.

Desde ese viaje, sueño con hacer lo mismo donde vivo, arrojar tapices desordenadamente, para hacer de mi hogar un gran lecho, un nido, un cofre de secretos. Pero esto es solo una idea, un proyecto archivado en mi memoria, entre tantos otros imposibles o improbables, y como tal deja lugar a otros presentes.

Imagen via Style.com

Cuando vi el ultimo desfile de Y-3 de Yohji Yamamoto (y su colaboracion con Adidas), presentado recientemente en Nueva York, la puesta en escena actuó como un catalizador de esa memoria y sobre todo catalizador del deseo de repetirla. Entre las 58 propuestas apenas si pude escoger azarosamente las dos imágenes que muestro, porque una vez mas mi experiencia sensual de los tapices se repite, dejándome ausente de lo demas. Estas alfombras persas son como la arena en el desierto que cubre todo siempre. Difícil concentrarme en la ropa, en los modelos, y es que incluso el publico parece dejarse engullir por los tapices, dándole razón a la idea de que el desierto de arena avanza hasta devorarlo todo. La vitalidad, la frecuencia o la vibración de estos objetos es tan grande que obnubilan la percepción de cualquier otra cosa en el lugar donde están.

Estos tapices sienten, escuchan, viven, son fascinantes.

Follow my blog with Bloglovin

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s