Perfil: Hanneli

Hanneli via Tank Magazine

Hanneli Mustaparta no es sólo un blogger más. Un maniquí Noruega se convence de la imposibilidad de forjarse una real carrera como modelo, quizás porque su belleza es más bien normal y facil, y porque solo algunas de entre millones llegan a hacer una trayectoria consistente. Su pasión por la moda la invita a intentar, como muchas otras (Helena Christensen, Marina Muñoz, Ines de la Fressange) la fotografía, justo cuando la fotografía amateur del Street Style y los blogs de moda hacen eclosión. Su mirada sobre la moda es transparente, y apenás parece notar lo que le gusta. A pesar de que Hanneli también se siente obligada a seguir los dictámenenes de la moda, sin rastro alguno de ridículo o de diversión en su manera de vestir y un estilo vago, ha logrado hacerse de un lugar en el alto circuito de la moda, como un ejemplo de las nuevas generaciones de modelos–celebridades-internet (que enlista a tantas otras bloggers como Leandra Medine, Susie Bubble, Natalie Joos, Kelly Framel, Alix Bancourt, ). Estas chicas son fácilmente invitadas a editar o diseñar marcas diversas, pequeñas o grandes. Estas nuevas “modelos”, gente normal y accesible, representa justamente un camino a medio andar entre la gente normal como nosotros y las representaciones idealizadas de las revistas, son también nuevas celebridades nacidas de internet como nuevo universo entretenimiento.

Lo más interesante de la historia de Hanneli es que su blog no pretende hacer demasiado, ni siquiera hace alardes de un concepto o de un extremo conocimiento (me encanta su entrada en la cual cuenta cómo se le acerco a Stephano Pilati para pedirle si podía tomarle una foto, sin tener idea de quién era). Hoy día cuando todos sabemos la sacrosanta formula según la cual para ser gente de moda tenemos que ser expertos enciclopédicos en contacto con el olimpo de la moda o gente con una muy particular idea de la moda, Hanneli encanta por su frescura y por las ganas de compartir casi en primer grado, aparentemente lejos de cualquier intensión financiera, su experiencia de la moda en cámara lenta y sin claves secretas.

Lo que más me gusta del blog de Hanneli es que no tiene uno la impresión de busca generar tráfico o tener más seguidores. No intenta golpes de teatro o intenta ser controversial con la idea de cenerar comentarios, y mucho menos parece rentabilizar su trabajo bloggistico (como es el caso de Garance Doré, The Sartorialist y de Susie Bubble, y de The Glamourai entre otros) y es que Hanneli, el blog, ni siquiera tiene anuncios. Su blog es un blog personal, en el cual la autora comenzó a documentar sus experiencias de la moda y sus trabajos con grandes marcas. Más conocido desde que vive en Nueva York, este pasó a ser el blog personal como el de cualquier celebridad, porque Hanneli es una celebridad en proceso de construirse ¿Por qué y cómo? La respuesta es Vogue. Hanneli trabaja para el site de la revista, haciendo uso de sus múltiples talentos. Lo más interesante de Hanneli, (Vogue y sus secuaces supieron reconocerlo rápidamente) es que era una modelo sin mucho o ningún trabajo que puede ella misma escoger la ropa que usa y sobre producir sus propias editoriales, hacer los estilismos y estandarte de la ultima revolución que es fotografiarse a sí misma (lo confirman sus trabajos para Rag and Bone, Acne, Barneys, entre otros). En pocas palabras Hanneli ofrece un paquete moda completo, el más completo posible porque también tiene un grupo de seguidores, de gente con la cual ella esta más en contacto que Anna Wintour con alguno de sus empleados.

Desde que Vogue la cuenta entre sus mejores vestidas constantemente (¿Con la idea de una portada?) y como invitada de las fiestas más snobs neoyorkinas, Hanneli también ha dejado de ser la Girl Next Door que conocimos en los comienzos del blog, para convertirse en “socialite”, figura frecuente durante las semanas de la moda y musa de otros bloggers, con solo la pareja Doré-Schumann resistiéndose a su encanto. Hanneli es representante cuasi-oficial de ACNE la marca sueca, y artífice de cómo usar e interpretar las tendencias en Vogue. Todo esto con la mejor ventaja de haber reactivado una carrera dormida como modelo, y creo que ella es quizás la más sorprendida. No es la unica en esta categoria, también Candice Lake es una modelo pasando detras de la camara con una larga lista de colaboraciones para Vogue(s) de muchos horizontes, sin publicidad en el blog, y aparentemente pocas intensiones de hacer colecciones capsula.

El estilo de Hanneli me deja indiferente (como el de muchas otras estrellas del StreetStyle: Anna Dello Russo o ) pero su sonrisa, dulzura y evidente camaradería con otros bloggers, me hacen verla como a la protagonista de una historia a quien desde luego le deseas un final feliz.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s