«Et si on essayait d’être heureux, ne serait-ce que pour donner l’exemple.»

Una frase de Jacques Prévert que dice … Y si uno tratara de ser feliz, aunque solo sea para dar el ejemplo. 

Y yo no solo me conmuevo con la frase, la imagino perfectamente el titulo y la premisa de un film perfecto. Esta frase hizo citar a Jean-Louis Trintignant en los últimos días del festival de Cannes. Supongo que se refería a su film  Amour de Michel Haneke, Palma d’Or del Festival de Cannes 2012. Lo que no me quedo claro es si, esta es la interpretación de Trintignant del film o quizás una frase que repite su personaje en el film, George. Tendré que ver Amour, no sin recelo, y bien Jean-Louis Trintignant nunca me ha invitado a ver sus películas, pero la sola posibilidad de volver a ver a Emmanuelle Riva, la enigmática actriz de Hiroshima Mon Amour me seduce. Confieso solo haber visto un film de Haneke, La Pianiste, también premiado en Cannes (Isabelle Huppert gano el premio de la interpretación, Benoît Magimel el del mejor actor, y la pelicula se llevo el Premio del Jurado) y desde entonces la sola idea de ver una de sus películas me produce vértigo y ansiedad, que siempre pesan mas que mi curiosidad.  Aunque según algunos espectadores reputados, el director austriaco se ha suavizado con la edad y la fineza de su destreza narrativa.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s