Cupido guerrillero

Paris se ha refrescado. En pocos años la cortina en piedra de la historia pareciera haberse permeado, dejando  penetrar la excitación de manifestaciones informales, pero para nada espontaneas. Quizás la frescura siempre estuvo allí y solo he sido yo quien nunca percibió el lado ligero de la ciudad luz. Como siempre, es preciso alejarse para ver mejor.

Hace unos días, mientras buscaba la tienda Weber en Le Marais (3ème Arrondisement) para comprar unos alambres de cobre para hacer una lámpara (si, leyeron bien, una lámpara, un lustre, ya les mostraré) me topé con este esténcil, que he nombrado “Cupido Guerrillero”. Confieso  que quizás no lo habría notado si no fuese por mis amigos Marc y Michèle Baschet, quienes progenitores orgullosos me hablaron el día anterior del trabajo de su hijo Timothée, quien hace con mucho éxito y reconocimiento un repertorio del Arte en las calles parisinas.

Esto solo quiere decir, venerados turistas, que entre la Place Vendome y la Tour Eiffel ahora existe una galería que toma como soporte la piedra haussmanienne, el oro napoleónico, y otros incluso mas intrincados, que hacen reconocerme el espectador de calles inédito que siempre negué.

Je te salue nouveau Paris !

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s