The Bling Ring

Hay películas que puedo ver en el avión, entre el despegue y la comida (esa comida, qué pena). Esta vez, esa película de Sofía Coppola que poco me invito a ir al cine (tampoco Somewhere lo logro). The Bling Ring tiene el mérito de no hacer de los protagonistas, y sobre todo de sus entornos familiares unas victimas. Sin embargo, en este intento la princesa Sofía no logra ver el mundo a través de uno de sus personajes, los ve desde las camaras de seguridad. Quizás porque ella jamás podría ver a través de seres tan ajenos a su existencia, esos seres tan banales, sin talento, sin inteligencia, sin buen gusto, que darian cualquier cosa por un poco de fama, esa con la cual Sofia nacio. No es el caso de Lost in Traslation, con Charlotte mirando Japón desde muy arriba, o los personajes de Somewhere, tan romanticos, tratando de navegar el dificil mundo de los privilegios, y toda esa gente tonta que lo polula. No hay nada en esta película que no esté en ese articulo de Vanity Fair que la inspiro o en los extractos de TMZ en youtube sobre el caso. Se trata de una serie de escenas de robos por esos adolescentes sin supervisión parental. Coppola decide que mostrar la colección de zapatos de Paris Hilton habla mejor de sus personajes que otras escenas, por ejemplo de la vida cotidiana de estos chicos. Lo que si esta presente como firma de su estilo narrativo es ridiculizar y repudiar a gente frivola y banal, en este caso los protagonistas.

Cutie y el Boxeador

Sorpresa, este documental es parte de la competencia. Me gustaron las fotos, y que la historia sea sobre una pareja japonesa, además de la gran diferencia de edad entre ellos. Este documental (con partes narradas con dibujos semi animados) ofrece una mirada sensible en la vida de un artista japonés, considerado el mas famosos de los artistas fracasados de Nueva York y su mujer, también japonesa, también artista. Lo que mas me conmovió fue ver con cuanta determinación este hombre crea y cree en sus obras. La poesía esta en su inocencia y una cierta resignación. No pareciera que sigue pintando o fabricando objetos porque tiene algo que decir o explorar, como suelen declarar los artistas, sino por costumbre, mas bien por costumbre de mantenerse en pie y de continuar andando.

Nuestra Sunhi

Otra comedia Coreana en el Festival de Cine de Londres (otra que escojo entre todo lo que ofrece el festival). Me gusta el cine Coreano. Me gustan sus estadísticas, porque eso de que las películas locales no dejen pasar las maquinas hollywoodenses es una maravilloso. Pero sobre todo me gusta la manera de narrar. Nuestra Sunhi parece pertenecer al género en el cual puede calificarse también La hija de Nadie, entre romance, existencia y alcohol, una bebida en aparencia como el Sake, que llaman Soju. Las dos películas no solo comparten esa atmosfera naturalista  (y uno de los actores principales), sino que ambas tienen como contexto la relación entre profesores y estudiantes…de cine. Sin apresurarme a hacer conclusiones, las dos películas me llevan a creer que la relación entre jóvenes mujeres lindas, errantes y libres con hombres maduros es un gran tema coreano.

Nuestra Sunhi hila entre encuentros a dos, las percepciones de tres hombres sobre la misma escurridiza mujer. Lo mejor, cuando uno de los hombres, un profesor le dice a Sunhi que no sirve de nada seguir yendo a la escuela, y que para hacer cine, hay que hacer, tomar riesgos, y sobre todo trabajar en grupo. Me sentí un poco Sunhi en unos años (ahora solo tiene 20) cuando tratar de explorar los limites de si mismo a través del trabajo creativo será irrelevante, como lo dice uno de los hombres.

La posicion del niño

Child’s Pose es el titulo en inglés de esta película Rumana. Un hijo adulto trata de cortar relación con su madre dominante cuando un accidente del cual él es responsable, los vuelve a unir y a enfrentar. El subtexto, para mi, es toda una generación tratando de construirse lejos de la sombra de la generación anterior, esta ultima producto de los años Ceausescu (comunismo, control, abusos de poder, escacez, y miedo) una generacion decisivamente perpetuadora de un orden social en el cual los abusos, la ilegalidad y la inmoralidad son las herramientas para subsistir, sobre todo cuando el amor filial lo justifica.

Model Shop

Este trailer… Oh este trailer obra del productor.

Model Shop es mi cuota de cine del pasado durante el Festival de Cine de Londres. Cuando salí de verla, pensaba en la otra historia, esa paralela a la de la película. Pensaba en la historia de Jacques Demy y esos productores Americanos que lo llevaron a la tierra prometida. Los pobres ilusos, esperanzo hacer dinero con un producto Demy. Todo comenzó cuando el productor vio Los paraguas de Cherbourg, y pensó que Jacques Demy podía ser el artífice del nuevo género musical en Hollywood, una mezcla de música y tribulaciones existenciales, a la francesa.

Productor: Hola Jacques. Me encantan tus películas y me gustaría que vengas a Hollywood  para hacer una. 

Jacques: No creo que mis películas tengan publico allá

Productor: Lo tienen. La prueba es que yo soy parte de ese publico

Jacques: Yo solo sé hacer lo que quiero

Productor: Tienes carta blanca

Luego de meses insistiendo.

Jacques: Ok. Tengo una idea. Iré a Hollywood, pero solo si hago lo que quiero

Productor: Hecho

Durante la primera vista de la película. El rostro de Jacques es pura satisfacción. El del productor esta descompuesto.

En su escritorio, con una botella de Whiskey a la mitad, el productor llora.

Productor: ¿Como demonios voy a vender esto? 

Nada fácil, quizás por eso la única salida fue venderla como una historia de amor, que no es, no para mi. Eso seria fácil. De hecho esta historia trata de lo mismo que esa maravillosa película de la mujer de Jacques Demy, Agnes Varda. Me refiero a Cleo de 5 à 9.

Como dice el narrador en el trailer: Cleo de 5 a 7, o mas exactamente de las 5 a las 6:3à pm es un retrato de mujer entre la investigación y la búsqueda de si misma, entre la coquetería y la angustia, entre la apariencia y la desnudez.

George Matthews es la version masculina de Cleo, en una América tomando consciencia de las atrocidades de la guerra de Vietnam.

Gare du Nord

Conmovedor retrato de ese Paris que algunos llaman peligroso. El lado oscuro lejos de la Torre Eiffel, el pret-a-porter, el Louvre  y la Alta cocina. Paris busca una nueva voz, para hablar de otra cosa que la calidad del croissant ¡Bravisimo!

Pionero

Ayer tenia tickets para Here be Dragons de Mark Cousins, la única película en selección del Festival de Cine de Londres que escogí, la foto abajo.

here-be-dragons

Llegué al cine Renoir en Bloomsbury solo para descubrir que la película pasaba en BFI. Decidí ver lo que pasaban en el Renoir, no sin aprehensión. Un thriller no es mi mejor opción en el cine. Yo solo quiero contemplar, y explorar mi paleta de emociones sin sobresaltos ni malas memorias. Vimos “Pioneer” un thriller noruego que cuenta la historia de un buzo durante las primeras experiencias bajo el agua para preparar la construcción de un viaducto que llevaría el petróleo desde el mar del norte hasta tierra firme. Quizás mi manera de contarla no le da los méritos que tiene. Después de verla, me di cuenta de que tenia mucho que ofrecerme, otra visión del petróleo, aunque la misma esencia, corrupción y avaricia. La cinematografía es preciosa y el actor principal es un vortex en la historia. Me sorprendió cuanta emoción física podía expresar.

Pelo Malo

Pelo Malo es simplemente maravillosa. Honesta, divertida, compasionada. Junior es un angel. He quedado sin palabras. Bien, me quedaron algunas ¿Por qué nunca antes escuché “Ñaca ñaca”?